El Gran Libro de las PSICOFONIAS

    Junto con la “Oui-ja”, el  de las Psicofonías es el más atractivo de los fenómenos extraños de orden físico que existe para el público en general. A diferencia del mundo de los Fantasmas, que se relega a unos cuantos testigos y unas pocas manifestaciones bien escurridizas (sin menospreciar tan interesante fenómeno), las Psicofonías permiten “convivir” con el hecho producido tantas veces como se quiera pues se trata de voces de origen incierto que quedan almacenadas en un grabador y nos dan la posibilidad de escucharlas una y otra vez e incluso realizar un minucioso análisis del resultado conseguido. Es, en definitiva, como atrapar un fantasma  y poder verlo y estudiarlo sin miedo a que este desaparezca. Las Psicofonías, desde que fueran descubiertas de forma fortuita allá por 1959 de la mano de un cineasta letón – Friedrich Jürgenson- han llamado la atención de la humanidad en general que sigue buscando las respuestas a quiénes somos, de dónde venimos y, especialmente, a dónde vamos, preguntas que no siempre generan un respuesta convincente desde el punto de vista de la fe del creyente y que hace que los mortales busquemos otras opciones o caminos para conseguir la Verdad de estas eternas tres preguntas. Y en la creencia popular la posibilidad de que las psicofonías

sean la plausible comunicación con el Más Allá y, por tanto la prueba de la supervivencia del alma, es algo que lleva presente desde las primeras capturas de 1959 no solo porque puede haber probabilidad de que así sea sino también porque son las propias voces las que se identifican, en numerosas ocasiones, como personas ya fallecidas.


    Estudiar este fenómeno es una práctica que cada día están llevando a cabo más personas, pero debemos separar entre quienes realizan los experimentos -sin que esto requiera demasiadas destrezas- y quienes investigan el fenómeno. El que experimenta no necesariamente investiga pero el que investiga se caracteriza además por sus numerosas horas de experimentos. Pero también el investigador en materia de Psicofonías ha de tener determinados conocimientos del mundo del sonido y de cómo se maneja, captura y reproduce el mismo para que a la hora de exponer los resultados de sus investigaciones (experimentos a lo largo de los años) éstos no sean gratuitos y posean un conocimiento profundo de la causa que se  ha investigado. En nuestro país está cada día más extendida la “moda” de autoproclamarse investigador de esta materia sin saber siquiera en qué frecuencia trabaja una garganta humana. En España tenemos un gran número de experimentadores y un reducido grupo de investigadores. A la cabeza de estos últimos se encuentra mi buen amigo Pedro Amorós, Presidente de la Sociedad Española de investigaciones Parapsicológicas quien lleva dedicada media vida a intentar arrojar luz a este cielo nublado y misterioso de las Psicofonías. Amorós, terco y tenaz como el solo (doy fe de ello) jamás se ha rendido ante las multitudinarias preguntas que se generan en el entorno de este fascinante misterio y sigue a fecha de hoy procurando, cuanto menos, entender el proceso físico por el que se generan estas voces (de ahí la importancia de conocer el mundo del sonido y de los diferentes lenguajes que nos ofrece la técnica).

Y todos, o casi todos sus conocimientos han sido recogidos en el mayor tratado mundial que existe en torno a las Psicofonías publicando la obra: “El Gran Libro de las Psicofonías. Conversaciones con el Más Allá” del grupo Planeta (editorial Luciérnaga). Son casi 800 páginas donde el autor recoge historia, técnica, procedimientos, lugares, cuestionarios, opiniones y un largo etc de contenido referente a las llamadas “voces de Raudive” o EVP entre otras nomenclaturas. Y completando el contenido un disco Dvd con unos cuantos ejemplos de ejemplos parafónicos conseguidos en los lugares más misteriosos del mundo. La obra no solo es aconsejable para el lector que simplemente quiere saber acerca de este misterio desde un punto de vista riguroso e histórico sino que es el perfecto manual para aquellos que quieren experimentar guardando unos patrones de conducta y de técnica esenciales para poder operar con destreza y entendimiento.

    Amorós ha sido mi gran compañero de fatigas durante un buen puñado de años y con él he vivido los episodios más inquietantes de mi vida como Vicepresidente de la Sociedad Española de Investigaciones Parapsicológicas. He participado de cientos de experimentos con él, hemos desarrollado hipótesis juntos en los casos que hemos investigado y nos hemos adentrado en los más lúgubres, vetustos y solariegos  lugares cargados de esa mágica sensación llamada misterio. Y por ello doy fe de sus procedimientos y resultados, los cuales he tenido la oportunidad de comprobar in situ un en un gran número de ocasiones.


    Se trata en definitiva del más completo de los manuales que existen en el mercado y seguir las recomendaciones que el autor recoge en esta obra no hacen sino afianzar los experimentos en pro del fenómeno en sí que es lo que al fin y al cabo nos  interesa a todos los que buscamos la verdad desde las correctas prácticas.